¿Puedo tapiar mi plaza de garaje para hacerme un trastero?

Hoy en día una de las alternativas más favorables para los propietarios de plazas de garajes provenientes de España y el resto del planeta es encerrar su parking mediante paredes con la finalidad de separarlos del resto. De manera que tienen la posibilidad de disfrutar de una mayor privacidad.

Uno de los motivos más frecuentes para realizar este tipo de construcciones es aumentar el nivel de seguridad de la plaza de aparcamiento, no obstante las personas también suelen encerrar sus plazas de garaje para disponer de un trastero, lo que les permite guardar su vehículo y contar con un espacio adicional para guardar sus «tratos»

Por su parte convertir una plaza de aparcamiento en un trastero no solamente les da la posibilidad a sus propietarios de desahogar su vivienda, sino que también les permite utilizar dicho espacio para llevar a cabo múltiples actividades profesionales, siendo una de las más habituales el almacenado de productos pertenecientes a algún negocio.

No obstante  es necesario llevar a cabo ciertos trámites y solicitar el permiso de la junta de propietarios o de la comunidad, ya que de lo contrario toda la construcción puede ser demolida para que dicho espacio regrese a su condición original, causando que los propietarios pierdan el dinero de su inversión.

¿Qué se requiere para poder cerrar una plaza de garaje?

Entre los requisitos más importantes para poder encerrar un espacio de estacionamiento de forma adecuada y evitar cualquier inconveniente legal se encuentra el consentimiento de la junta de propietarios, por lo general es posible llevar a cabo la construcción si el 60% de los miembros de la junta de propietario está de acuerdo.

Sin embargo en caso de que la construcción represente una alteración de la estructura del edificio, cambio de la apariencia exterior del conjunto residencial o represente una modificación en la seguridad de la comunidad es necesario contar con el consentimiento unánime de la junta de propietarios, ya que de lo contrario corre el riesgo de ser demolida.

Es importante mencionar que no solamente deben contar con el consentimiento de la junta de propietarios de su comunidad, sino que también deben solicitar un permiso al ayuntamiento o administración de su localidad, esto se debe a que dichos organismos también pueden demoler la construcción si no está autorizada.

Cabe destacar que en algunos casos no existe posibilidad de cerrar una plaza de garaje, ya que según la Ley de Propiedad Horizontal todos los propietarios deben respetar las instalaciones de su comunidad sin importar que sean de uso común o privado, lo que impide a las personas realizar este tipo de modificaciones en los conjuntos residenciales que lo prohíben.

También es fundamental asegurarse de que la construcción no vulnere el derecho de los demás propietarios ni genere inconvenientes de circulación para los vehículos del resto de vecinos, ya que en este caso la construcción no contará con ningún soporte jurídico, así que tendrá que ser demolida y el propietario deberá asumir la responsabilidad y todos los gastos relacionados.

¿Puedo tapiar mi plaza de garaje para hacerme un trastero?
Califica este artículo
Recent Posts