la guía del alquiler de plazas de garaje en 5 pasos

Aquí va una guía del alquiler de plazas de garaje con las mejores recomendaciones que esperamos te ayuden a alquilar la tuya sin problemas.

Lo fundamental es encontrar un buen inquilino, que nos pague puntualmente sin problemas, que nos dure mucho tiempo y que ni nos acordemos de él porque no tengamos que llamarnos nunca para resolver ningún imprevisto.

Para ello lo principal es acertar con el precio, conseguir tener una relación tranquila regulada por un sencillo contrato de arrendamiento y obviamente que las características de nuestra plaza de parking cumplan unos mínimos de mediadas, maniobrabilidad, etc….

Como lo último se  escapa de nuestras manos y no podemos hacer nada por cambiarlo nos centraremos en cómo determinar el precio y en el contrato de alquiler.

1 DECIDIMOS EL PRECIO

El primer punto de nuestra guía del alquiler de plazas de garaje  será como determinar el precio de la plaza. Esta  es la decisión más importante que tendremos que abordar para tener éxito así que no podemos equivocarnos.

El precio debe ser coherente y representar una oportunidad frente al resto de plazas que se anuncian. De ese modo no estaremos expuestos a una constante fuga de inquilinos. Eso siempre acaba siendo más molesto y costoso.

¿Qué factores influyen en el precio del alquiler de nuestra plaza de garaje?

Primero de todo haremos un estudio de precios de los alquileres en la zona para conocer el precio medio. Luego compararemos esas plazas con la nuestra y matizaremos ese precio medio al alza o a la baja.

Por ejemplo, si los precios que están pidiendo rondan los 100 euros nuestra plaza no podrá costar más de 100 euros al mes a menos que tenga mejores características: estar en la primera planta, ser muy ancha y permitir por lo tanto abrir las puertas con comodidad,  estar en un garaje moderno, tener vigilancia, etc.

Por el contrario si nuestra plaza está en un garaje viejo y poco iluminado,  con rampas incómodas o la plaza es estrecha tendremos que conformarnos con pedir menos de 100 euros y competir por precio ya que no podremos hacerlo por calidad.

¿Qué factores no influyen en el precio del alquiler de nuestra plaza de parking?

Lo que no debemos hacer es decidir el precio por factores tan subjetivos como que ese dinero es que nos hace falta, o que es lo que queremos y el que la quiera que lo pague, o porque nuestro vecino tuvo la suerte de alquilarla más cara y no queremos ser menos, etc.

Problemas que nos encontraremos por elegir mal el precio

Si decidimos un precio elevado, ayudaremos a que las demás plazas parezcan más baratas y por lo tanto más atractivas, estaremos favoreciendo a nuestra competencia.

Por otro lado nuestro abanico de interesados se reducirá ya que no se interesarán por una plaza que está fuera de su presupuesto de al estar fuera de su alcance no se interesarán por nuestra plaza de parking

Por último corremos el riesgo de quemar la plaza, cuando la gente vea nuestro anuncio demasiado tiempo dejarán de llamar porque entenderán que si no se ha alquilado ya será por algo.

Una  buena  opción es elegir un profesional que nos ayude determinar el precio, al final es la opción más económica aunque nos parezca lo contrario ya que además de conocer el mercado nos ayudarán con las visitas, el teléfono, el contrato….  a no perder el tiempo en definitiva.

Un caso especial: Alquilamos la plaza de garaje junto con la vivienda

En ese caso, lo normal es que el parking sea un factor de negociación para alquilar la vivienda y la mayoría de las veces sirve para redondear el precio del piso al alza o como un valor añadido a la vivienda. En estos casos se incluye como un anexo en el contrato del alquiler del piso.

El IVA en el alquiler de plazas de garaje

Si la plaza de parking se alquila de forma independiente, sin ir anexa al alquiler de una vivienda, estaremos obligados al cobro del IVA y su posterior declaración trimestral. Esta es la forma correcta de alquilar tu plaza de garaje. En el quinto punto de esta guía del alquiler de plazas de garaje te explicamos cómo debería hacerse.

2 HAREMOS PUBLICIDAD DE LA PLAZA DE PARKING

Lo habitual es poner un cartel en la portería o en la propia entrada del aparcamiento y avisar al portero si hay en la finca.

Esto lo complementaremos con anuncios en los diferentes portales inmobiliarios en Internet, lo ideal son los portales especializados como Fotogaraje. El anuncio debe estar bien redactado y con suficientes fotos. Eso siempre nos da una mayor tasa de respuesta.

Cuando recibamos llamadas o emails de interesados por nuestro anuncio, intentaremos dar una respuesta rápida, no dejaremos que se enfríe el interés.

3 ENSEÑAMOS LA PLAZA Y ELEGIMOS EL INQUILINO

En las visitas seremos lo más agradables y sinceros posible, resaltando los puntos fuertes de nuestra plaza de garaje. El parking deberá estar limpio y bien iluminado. Nada hace peor efecto que un fluorescente que no funciona y un parking oscuro. El interesado debe sentirse seguro y cómodo en la visita.

Si no nos sentimos a gusto con esta parte comercial siempre podemos pedir ayuda a algún profesional inmobiliario, quienes nos ayudarán a determinar el precio, nos harán las visitas y pondrán a nuestra disposición su cartera de clientes y sus herramientas de marketing. Lo ideal es un agente de la misma zona en la que está el parking o bien recurrir a una empresa especializada.

La gran ventaja de las plazas de garaje respecto de las viviendas está en el contrato de alquiler: ante impagos o inquilinos problemáticos no tendremos ningún problema y podremos rescindir el contrato de un mes para otro.

Así que podemos alquilar la plaza de parking al primero que se interese por ella sin tener que investigar su capacidad de pago y estabilidad laboral. Tampoco nos hará falta pedir garantías adicionales más allá del importe del mando que le entregamos y un mes de fianza.

4 REALIZAREMOS UN CONTRATO DE ALQUILER

Este es otro importante punto de nuestra guía del alquiler de plazas de garaje. Por suerte no tiene nada que ver con el alquiler de una vivienda ya que no está regido por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) pero sí que tiene unas características que debemos tener en cuenta y que están perfectamente resumidas en esta infografía del blog Parkingsygarajes.

Como puntos clave a tener en cuenta:

  • Mejor con contrato, las cosas por escrito no dejan lugar a los malos entendidos
  • A menos que la plaza se alquile junto con una vivienda (en ese caso sería un anexo del piso) no existe una legislación específica y eres libre para pactar lo que te parezca mejor
  • La duración suele ser anual o mensual y lo ideal es no obligarse a largos periodos de tiempo, que pactéis la resolución del mismo avisando con un mes de antelación
  • Puedes pedir un mes de fianza o una cantidad adicional equivalente al valor del mando, o ambas cosas si lo crees conveniente y lo aceptan.
  • El alquiler debería llevar su correspondiente IVA para hacer las cosas correctas
  • Para evitar problemas con la comunidad deja reflejado en el contrato que la plaza es para uso de un vehículo o de varios o de coche más moto.
  • No somos responsables de lo que le ocurra al vehículo mientras esté aparcado en nuestra plaza de garaje. Para eso está el seguro comunitario

Haz click aquí para ver el artículo completo y descargarte un modelo de contrato.

5 Nos daremos de alta en la Agencia Tributaria para liquidar el IVA

Este último punto de la guía del alquiler de plazas de garaje es el que menos gusta a los propietarios, pero no podemos obviarlo si queremos hacer las cosas bien. Los alquileres de plazas de parking están sujetos al pago del IVA (a menos que estas se alquilen de forma anexa a una vivienda)

Así que tendremos que darnos de alta censal como empresarios con el modelo 037 simplificado. Si tienes el certificado digital puedes hacerlo de forma online, te dejamos aquí el enlace  a la sede electrónica de la agencia tributaria

Has de marcar el epígrafe 861 -si el inmueble tiene naturaleza urbana- para alta en el censo de empresarios profesionales y retenedores. Y como tipo de actividad, elegimos el alquiler de locales. Aquí te dejamos las instrucciones para rellenar el modelo.

A partir de ahí presentaremos las liquidaciones trimestrales del IVA (Modelo 303) y el resumen anual (Modelo 390)

En definitiva, alquilar una plaza de garaje es bastante parecido a alquilar una vivienda pero con algunas particularidades, es mucho más sencillo y menos problemático si exceptuamos el tema del IVA.

la guía del alquiler de plazas de garaje en 5 pasos
Califica este artículo
Recent Posts