Aparcar en batería vs aparcar en paralelo

Aparcar un coche puede resultar una maniobra considerablemente difícil para los conductores con poca experiencia, ya que estacionar un vehículo requiere de mucha precisión y destreza, especialmente cuando hay poco espacio disponible para conducir o cuando hay automóviles ubicados a poca distancia dentro de la plaza de aparcamiento.

Al mismo tiempo los conductores también pueden encontrar diferentes maneras de estacionar su vehículo dependiendo de las características y las medidas del lugar de aparcado, lo que obliga a las personas a tener que practicar para posicionar su vehículo adecuadamente sin importar de qué forma deban ubicarlo, estas son algunas de las alternativas más habituales que existen.

Aparcado en batería

El aparcamiento en batería suele ser el método de estacionamiento más utilizado en lugares públicos incluyendo centros comerciales, supermercados, estadios y edificios, por su parte el aparcado en batería consiste en posicionar el vehículo en paralelo a los demás automóviles, de esta manera es posible aprovechar el espacio disponible al máximo.

También es importante mencionar que según la forma y el tamaño del estacionamiento es posible encontrar dos tipos distintos de aparcado en batería los cuales son determinados por la posición específica del coche con respecto a la acera del estacionamiento, así que la forma de aparcar el vehículo puede cambiar considerablemente.

Aparcado en batería recto

El aparcado en batería recto suele ser el más común en estacionamientos amplios, no obstante este tipo de estacionamiento requiere de mucha libertad de movimiento para poder ingresar o salir del espacio de aparcamiento, además se debe calcular apropiadamente la posición del coche para dejar una distancia prudencial entre los demás vehículos.

Aparcado en batería diagonal

Desde hace algunos años el aparcado en batería diagonal es una tendencia cada vez más habitual en la mayoría de estacionamientos privados, por lo general en este tipo de aparcamiento el coche se encuentra a un ángulo de 45 grados con relación a la pared o a la acera de la placa de aparcado, lo que generalmente facilita el ingreso del vehículo para el conductor.

Recomendaciones para utilizar un aparcado de batería diagonal

Al momento de utilizar un aparcado de batería diagonal o recto generalmente se recomienda a las personas ingresar el vehículo de reversa, ya que de esta manera es mucho más fácil y seguro retirar el vehículo del estacionamiento gracias a que el conductor cuenta con una mejor visibilidad y puede maniobrar de una forma mucho más eficiente.

Estacionar el coche de retroceso también les da la posibilidad a los conductores de retirar el vehículo de una forma considerablemente más rápida en caso de que se presente cualquier emergencia, pero esto no es todo ya que estacionar de esta manera también ayuda a reducir notablemente las posibilidades de cualquier accidente.

Otra recomendación bastante habitual para estacionar un coche adecuadamente en un parking de batería es dejar la máxima distancia posible hacia el lado que se desea estacionar, ya que de esta manera es posible conseguir el espacio necesario para girar e ingresar al estacionamiento cómodamente.

Así mismo, es fundamental evitar invadir el espacio de aparcamiento de los demás vehículos, ya que este tipo de fallas puede dificultar la circulación de los demás automóviles, así como también de aumentar las posibilidades de cualquier accidente, por lo que es importante tratar de utilizar únicamente la plaza de aparcado específica.

También es importante posicionarse de forma perpendicular al espacio de aparcado al momento de ingresar el vehículo ya sea de frente o de retroceso, la forma más fácil de calcular esta maniobra es tomando como referencia al coche de al lado, luego de posicionarse apropiadamente solo se debe avanzar moviendo el volante hacia la dirección deseada.

En caso de ingresar a la plaza de estacionamiento en retroceso es indispensable fijarse constantemente en los espejos del coche, ya que dichos elementos proporcionan una visibilidad mucho más eficaz al conductor, lo que le permite maniobrar efectivamente para estacionar su vehículo sin causar ningún accidente de conducción o cualquier otro daño.

Aparcado en paralelo o en línea

El aparcado en paralelo o en línea también es una opción bastante habitual al momento de estacionar un vehículo, por su parte esta manera de aparcar consiste en ubicar al vehículo paralelamente a la acera, generalmente dicho método de estacionamiento es utilizado en las vías públicas ya que no entorpece ni perjudica el tránsito de los demás vehículos.

Es importante mencionar que en el caso de las vías públicas generalmente se recomienda ubicar la puerta del conductor hacia el lado de la acera al momento de estacionar el automóvil, ya que de esta manera es mucho más fácil y seguro ingresar y salir del vehículo.

Recomendaciones

Este método de aparcado también puede resultar bastante difícil para los conductores con poca experiencia al volante, ya que por lo general el espacio disponible es bastante limitado en las calles más concurridas, por lo que están obligados a realizar movimientos más precisos para evitar impactar con los demás automóviles.

Antes de aparcar en línea es necesario avisar a los demás conductores a través de las luces intermitentes, encendiendo la luz del lado del lugar de aparcamiento con el fin de reducir cualquier riesgo, por su parte dicha acción debe realizarse con tiempo para que las personas puedan reaccionar y reduzcan su velocidad.

Una de las maneras más fáciles y efectivas de calcular el movimiento adecuado para estacionar el vehículo es tomando como referencia el coche que se encuentre ubicado delante del espacio de aparcamiento, por lo que antes de girar el volante es fundamental asegurarse de que el retrovisor del otro coche esté en paralelo a la parte delantera del nuestro.

Inmediatamente después de ubicar el vehículo de la forma anteriormente descrita se debe comenzar a mover el volante hacia el lado correspondiente al espacio de estacionamiento, para continuar se debe empezar a mover el coche en reversa, además es importante fijarse periódicamente en los retrovisores y acelerar lo menos posible el vehículo.

Luego de ingresar el coche al espacio de aparcamiento solamente es necesario enderezar las ruedas y asegurarse de quedar de forma paralela a la acera de la calle, siguiendo estas recomendaciones es posible estacionar en línea hasta en el lugar más reducido en tan solo unos pocos minutos.

Aparcar en batería vs aparcar en paralelo
Califica este artículo
Recent Posts