¿Cubre mi póliza de seguro de hogar el garaje?

Generalmente, una póliza de seguro contiene tantos puntos y especificaciones que resulta una ardua tarea leerla entera. Cada cobertura se subdivide en diferentes apartados y, aún estos, en otros más concretos. Sin duda, las compañías deberían hacerlas más legibles. Pero, aun así, resulta muy aconsejable que siempre leas los condicionados de los seguros que contratas.

En lo que respecta al de hogar, una de las dudas más frecuentes de los tomadores es si el garaje está incluido en el seguro. La respuesta, en términos generales, es que sí puede estarlo. No obstante, hay que hacer varias aclaraciones al respecto para que no te lleves un disgusto en caso de siniestro. Y la primera es que tener asegurado el garaje implica que la póliza cubre los daños que se produzcan en este. Pero (y más importante) también los daños ocasionados a tu vehículo cuando se encuentre estacionado en ella.

El garaje, un elemento más de tu vivienda

Aunque parezca obvio, debes diferenciar entre una plaza de garaje que se encuentre en tu edificio y otra que esté en una construcción diferente. Por ejemplo, vives en una casa de una calle y cuentas con una plaza de aparcamiento en otra vía. Lógicamente, en este último caso, nunca estará incluida en tu seguro de hogar. Deberías contratar una póliza aparte para la citada plaza (o quizá este garaje ya cuente con su propio seguro, que sería lo más lógico). Cuestión distinta es que tu garaje se encuentre en tu mismo bloque de viviendas. Justamente es en esta circunstancia cuando tu seguro puede cubrirlo.

No obstante, también en caso de que el garaje se halle en la misma edificación donde está tu vivienda hay que hacer una distinción. Y es si se trata de una vivienda individual o colectiva.

Es importante diferenciar entre un piso en un bloque de viviendas o una casa unifamiliar.

En el primer caso, es posible que el propio seguro de la comunidad de vecinos cubra el garaje. Y, si se nos permite un inciso, es algo que siempre deberías preguntar cuando buscas una plaza de aparcamiento, aunque sea alquilada. El motivo es muy sencillo: si el parking está amparado por la póliza comunitaria, tu coche estará mucho más seguro.

Pero, volviendo al asunto que nos ocupa, en caso de que el seguro de la comunidad cubra el garaje, también debes leer bien la póliza. Quizá solo asegure los daños que ocasione el edificio al aparcamiento. Por ejemplo, imagina que se rompe una tubería de la construcción e inunda el garaje. La póliza comunitaria ampararía los daños provocados a tu coche. Sin embargo, piensa ahora que te roban el vehículo mientras se halla en el parking. Es probable que ese incidente no esté cubierto.

Asunto diferente es que vivas en una casa individual. Entonces, siempre será tu seguro de hogar el que tenga que cubrir el garaje, pues no hay comunidad de vecinos. Sin embargo, no todas las compañías lo incluyen por defecto. Tanto en este caso como en el de seguro de vivienda para un piso, tu póliza puede llevar la cobertura de la plaza de aparcamiento pero no es, digamos, obligatoria. Por todo ello, te recomendamos que revises tu seguro para comprobarlo.

¿Conviene incluir la plaza de aparcamiento en el seguro de hogar?

En caso de que tu póliza de hogar no cubra la plaza de aparcamiento ya desde el momento de su compra, puedes contratar esa cobertura entre las opcionales. Tan solo se incrementará un poco el precio o prima y siempre es una garantía interesante. El coche es una propiedad muy costosa y cuanto más minimices los riesgos en cuanto a él, mejor. Por cierto, quizá no sepas que el propio seguro de tu automóvil es más barato si lo aparcas en un garaje y, más todavía, si este es privado.

Con arreglo a todo lo dicho, te recomendamos que revises tu póliza de hogar para ver si cubre el garaje (incluso puede interesarte incluir este si lo has comprado como inversión). Y, más concretamente, te aconsejamos que sigas los pasos que a continuación exponemos.

En primer lugar, si el garaje esté amparado en tu seguro, comprueba qué coberturas incluye. Aspectos tales como protección frente a robos, incendio o daños por agua son especialmente importantes. Y, si tu póliza no incluye el aparcamiento pero este figura entre las garantías opcionales, haz la misma comprobación antes de contratarla. También conviene que revises los capitales de indemnización en caso de siniestro. Puede suceder que sean inferiores al valor de tu coche o de las cosas que tengas almacenadas en el garaje en caso de ser este individual.

En este sentido, puedes tener allí objetos de valor especial tales como una buena bicicleta. Es recomendable que las declares de forma explícita al contratar la garantía de garaje. De lo contrario, en caso de siniestro, la compañía tan solo te abonará el capital genérico que figure en la póliza. Y para reducir el importe de la prima a pagar, resultaría interesante que tomases medidas excepcionales de seguridad respecto a tales objetos. Por ejemplo, en el caso de la bicicleta, fijarla a la pared mediante un candado. Ello redundará en un descuento en tu seguro.

En resumen, antes de comprobar si el garaje está incluido en tu póliza de seguro de hogar, el primer paso es saber qué tipo de vivienda posees. Porque si es una vivienda en un edificio, lo más probable es que el seguro comunitario del parking lo cubra. En tal caso, no obstante, debes cerciorarte de que los capitales sean suficientes para amparar los daños de tu vehículo.

Si en cambio, el garaje no está cubierto en esa póliza, quizá lo esté en la tuya. Y en caso negativo, es una garantía opcional que puedes contratar. A la hora de hacerlo, fíjate igualmente bien en las coberturas que te ofrece y los capitales que ampara cada una de ellas.

Por último, si vives en una casa unifamiliar, serás tú quien deba contratar una póliza de seguro de hogar que incluya el garaje. El incremento de la prima es mínimo y tu vehículo estará siempre seguro, nunca mejor dicho.

¿Cubre mi póliza de seguro de hogar el garaje?
Califica este artículo
Recent Posts